El cáncer de tiroides comienza en las células que componen la glándula tiroidea, una de las varias glándulas que componen el sistema endocrino. Con forma de mariposa, con un lóbulo derecho y otro izquierdo, la glándula tiroidea está situada en la base de la garganta, cerca de la tráquea. Aunque el cáncer de tiroides puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente a partir de los 30 años. 

Tipos de cáncer de tiroides

Existen cinco tipos principales de cáncer de tiroides. Cada uno de ellos se clasifica en función de su similitud con las células tiroideas normales bajo el microscopio y por el tipo de célula a partir de la cual se desarrolla.

  1. Cáncer de tiroides papilar. Es el tipo más común de cáncer de tiroides, y representa alrededor del 80% de todos los casos de cáncer de tiroides en los Estados Unidos. Comienza en las células foliculares y crece lentamente. En la mayoría de los casos, suele encontrarse en un solo lóbulo. Si se diagnostica a tiempo, la mayoría de las personas con cáncer papilar de tiroides pueden curarse. El cáncer papilar de tiroides es un cáncer de tiroides diferenciado, lo que significa que el tumor tiene un aspecto similar al tejido tiroideo normal bajo el microscopio
  2. Cáncer folicular de tiroides. El tiroides folicular es también un cáncer de tiroides diferenciado, sin embargo, es menos común que el cáncer de tiroides papilar, constituyendo alrededor del 15% de todos los cánceres de tiroides. Comienza en las células foliculares y crece lentamente. Si se diagnostica a tiempo, la mayoría de las personas con cáncer folicular de tiroides pueden ser tratadas con éxito.
  3. Cáncer de células de Hurthle. También llamado carcinoma de células de Hurthle, el cáncer de células de Hurthle surge de un determinado tipo de células foliculares. Aunque el cáncer de células de Hurthle es muy raro, puede ser más agresivo que otros tipos de cáncer de tiroides.
  4. Carcinoma medular de tiroides (CMT). El carcinoma medular de tiroides representa aproximadamente el 3% de todos los cánceres de tiroides. Se desarrolla a partir de las células C de la glándula tiroidea, y es más agresivo y menos diferenciado que los cánceres papilares o foliculares. A veces es el resultado de un síndrome genético llamado neoplasia endocrina múltiple tipo 2 (MEN2). Alrededor del 25% de todos los CTM son familiares, lo que significa que los miembros de su familia tendrán la posibilidad de un diagnóstico similar. Ciertas pruebas pueden confirmar el cáncer medular de tiroides familiar (CMT).
  5. Cáncer de tiroides anaplásico. Este tipo es poco frecuente y representa aproximadamente el 1% de todos los cánceres de tiroides. Tiende a crecer y extenderse muy rápidamente, lo que dificulta su tratamiento.