Aunque existen pruebas de detección para varios tipos de cáncer, en este momento el linfoma no es uno de ellos. Aun así, en algunos casos, el linfoma puede detectarse a tiempo si se presta atención a los signos y síntomas relacionados con él. Si tienes algún síntoma de linfoma, tu mejor primera línea de defensa es programar una cita con tu médico para que te haga un diagnóstico.

Pruebas utilizadas para diagnosticar el linfoma

Hay varias pruebas y procedimientos que se utilizan para diagnosticar el linfoma, que incluyen: 

  • Examen físico. Durante el examen físico, el médico comprobará si hay ganglios linfáticos inflamados, incluso en el cuello, la axila y la ingle, así como si el bazo o el hígado están hinchados.
  • Extirpación de un ganglio linfático para su análisis. Su médico puede recomendar un procedimiento de biopsia de ganglio linfático para extirpar todo o parte de un ganglio linfático para realizar pruebas de laboratorio. Las pruebas avanzadas pueden determinar si hay células de linfoma y qué tipos de células están implicadas.
  • Análisis de sangre. Los análisis de sangre que cuentan el número de células en una muestra de sangre pueden dar a su médico pistas sobre su diagnóstico.
  • Extracción de una muestra de médula ósea para su análisis. A veces, puede ser necesario un procedimiento de aspiración y biopsia de médula ósea. Esto implica la inserción de una aguja en el hueso de la cadera para extraer una muestra de médula ósea, que luego se analiza para buscar células de linfoma.
  • Pruebas de imagen. Las pruebas de imagen pueden ayudar al médico a buscar signos de linfoma en otras zonas del cuerpo. Las pruebas pueden incluir TAC, RMN y tomografía por emisión de positrones (PET).

Dependiendo de su situación particular, su médico puede solicitar pruebas y procedimientos adicionales para determinar si tiene un linfoma. 

Dado que existen muchos tipos de linfoma, saber exactamente qué tipo se tiene es clave para desarrollar un plan de tratamiento eficaz. Las investigaciones demuestran que la revisión de una muestra de biopsia por parte de un patólogo experto mejora las posibilidades de un diagnóstico preciso. También es una buena idea considerar la posibilidad de obtener una segunda opinión de un especialista que pueda confirmar su diagnóstico.

Los expertos oncólogos de Rocky Mountain Cancer Centers se comprometen a proporcionarle tranquilidad ofreciéndole los tratamientos más avanzados para todos los tipos de cáncer de la sangre, incluidos los linfomas. Por favor, busque laubicación de Rocky Mountain Cancer Center que más le convenga y llame para solicitar una cita.