Mientras que algunas personas con leucemia experimentarán signos evidentes de la enfermedad, otras no notarán ningún cambio, lo que, a menudo, depende deltipo de leucemia que tengan (aguda o crónica). Sin embargo, cuanto más sepa reconocer los síntomas de la leucemia, más posibilidades tendrá de recibir un diagnóstico oportuno y un tratamiento rápido. 

Normalmente, la leucemia mieloide aguda (LMA) y la leucemia linfocítica aguda (LLA), tienden a tener un inicio rápido y pueden mostrar más y reconocibles síntomas al principio de la enfermedad, mientras que las leucemias crónicas (de inicio lento), la leucemia mieloide crónica (LMC) y la leucemia linfocítica crónica (LLC), tienden a tener síntomas retrasados o leves. 

Síntomas generales de la leucemia

Aunque hay síntomas más específicos para cada tipo de leucemia, hay algunos signos y síntomas generales que comparten. Algunos síntomas generales de la leucemia son:

  • Fiebre, escalofríos
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Sudores nocturnos
  • Dolor de huesos/articulaciones
  • Molestias abdominales
  • Petequias (pequeñas manchas rojas bajo la piel)

Síntomas menos comunes de la leucemia

Otros síntomas potenciales pueden ser:

  • Vómitos
  • Piel pálida
  • Dolores en los brazos, las piernas o las caderas
  • Encías o ganglios linfáticos inflamados
  • Agrandamiento del bazo o del hígado

Síntomas específicos de cada tipo de leucemia

Como se mencionó anteriormente, los tipos específicos de leucemia tienen síntomas específicos. En esta sección, hablaremos de cuáles son. 

Leucemia mieloide aguda (LMA)

La LMA es una forma de cáncer de la sangre y la médula ósea de rápido crecimiento. Es el tipo más común de leucemia aguda. Los síntomas específicos de este tipo de leucemia son:

  • Infecciones frecuentes y fiebre
  • Anemia
  • Sangrado o moretones fáciles
  • Dolores articulares y óseos

Leucemia linfocítica aguda (LLA)

La mayoría de los signos y síntomas de la LLA están causados por una escasez de células sanguíneas normales, que se produce cuando las células leucémicas desplazan a las células productoras de sangre normales. Estos problemas sanguíneos específicos, la anemia (escasez de glóbulos rojos), la leucopenia (escasez de glóbulos blancos) y la trombocitopenia (escasez de plaquetas), suelen aparecer en los análisis de sangre. Sin embargo, también pueden causar síntomas que pueden incluir:

  • Debilidad
  • Mareos o aturdimiento
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre
  • Infecciones recurrentes o crónicas
  • Se producen fácilmente hematomas
  • Problemas de coagulación de la sangre, como hemorragias nasales frecuentes o graves y sangrado de las encías

Leucemia linfocítica crónica (LLC)

La LLC afecta con mayor frecuencia a los adultos mayores y la mayoría de las personas no presentan síntomas tempranos. Los que sí desarrollan síntomas pueden experimentar:

  • Cansancio
  • Dificultad para respirar
  • Disminución del apetito
  • Pérdida de peso
  • Agrandamiento del bazo y/o de los ganglios linfáticos
  • Infecciones recurrentes o crónicas en zonas como la piel, los pulmones o los riñones

Leucemia mieloide crónica (LMC)

A diferencia de los otros tres tipos principales de leucemia, la LMC tiene una diferencia significativa que la distingue del resto. En la mayoría de los casos, los pacientes con LMC presentan una mutación genética denominada cromosoma Filadelfia (Ph). Normalmente, los síntomas de la LMC son vagos y están causados por otras cosas. Estos síntomas suelen incluir:

  • Debilidad
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Sudores nocturnos y/o fiebre
  • Dolor de huesos
  • Dolor abdominal o sensación de "plenitud"
  • Agrandamiento del bazo

Cuándo visitar al médico

Es importante recordar que estos síntomas no siempre significan cáncer. A veces, son el resultado de algo totalmente distinto. Dicho esto, no hay que ignorarlos.

Aunque algunos síntomas de la leucemia, como la fiebre, los vómitos, la fatiga, los dolores y los sudores nocturnos, suelen parecerse a los del resfriado, la gripe u otras enfermedades comunes, es importante que les preste atención. Si estos síntomas no desaparecen a un ritmo normal (1-2 semanas), o si nota una combinación de estos síntomas a la vez, Rocky Mountain Cancer Centers le recomienda que pida cita con su médico de cabecera.