En los últimos años se ha producido un avance constante en el tratamiento de la leucemia gracias a la investigación clínica y a los pacientes que están dispuestos a participar en los ensayos que prueban la seguridad y la eficacia de estos nuevos y mejores tratamientos.

Nuestros oncólogos siguen participando activamente en múltiples ensayos clínicos centrados en la genómica de la leucemia y en cómo indicar al sistema inmunitario que responda contra las células cancerosas de la sangre. 

¿Por qué son importantes los ensayos clínicos y los programas de investigación sobre la leucemia?

Durante décadas, los tratamientos estándar para la leucemia en adultos incluían la quimioterapia, la radioterapia, el trasplante de células madre y sus combinaciones. Con el avance de la inmunoterapia, se han introducido nuevas tecnologías a través de ensayos clínicos que cambiaron la forma de tratar la leucemia, haciendo que sea más fácil sobrevivir a la leucemia que antes.

Sin embargo, no todas las formas de leucemia han logrado una alta tasa de supervivencia. Los investigadores del cáncer, incluidos los de las sedes del RMCC en todo Colorado, están trabajando en la búsqueda de tratamientos para estos tipos que son más difíciles de tratar, así como en la búsqueda de diferentes formas de hacer que el tratamiento de la leucemia sea menos tóxico. 

Estos son algunos de los ensayos clínicos en curso para varios tipos de leucemia.

Leucemia linfoblástica aguda (LLA)

Terapias combinadas

La combinación de terapias dirigidas con los fármacos quimioterápicos más intensivos puede proporcionar resultados favorables con menos efectos secundarios. Los ensayos clínicos se centran ahora en probar la eficacia de las terapias combinadas en el tratamiento de la LLA de células B.

Terapia con células T receptoras de antígenos quiméricos (CAR)

Esta revolucionaria inmunoterapia es un tratamiento aprobado para adultos jóvenes con leucemia. Los científicos están explorando ahora la posibilidad de sustituir el trasplante de células madre por la terapia con células T CAR en adultos mayores y más débiles diagnosticados de LLA de células B.

Terapias específicas para la LLA 

Aproximadamente una cuarta parte de los pacientes con LLA tienen un cromosoma anormal, llamado cromosoma Filadelfia, que crea una proteína que hace que las células cancerosas crezcan. Se han desarrollado fármacos de terapia dirigida, que todavía se están investigando, para atacar esta proteína de modo que el crecimiento de las células cancerosas se ralentice. 

Leucemia mieloide aguda (LMA)

La LMA es una forma agresiva de leucemia. También es más difícil de tratar que la LLA. La LMA se trata mejor con fármacos de terapia dirigida que pueden inhibir la actividad de proteínas específicas que provocan el crecimiento del cáncer.

Se investigan nuevos fármacos para adultos con leucemia

Los investigadores están buscando nuevos fármacos para la LMA que puedan mejorar los tratamientos de terapia dirigida y quimioterapia. Por ejemplo, un ensayo clínico está probando actualmente la adición de un nuevo fármaco llamado Uproleselan a la quimioterapia. Este fármaco protege a las células benignas de los daños causados por la quimioterapia. Se están estudiando algunos fármacos por su impacto en los SMD (síndrome mielodisplásico), que acaban convirtiéndose en LMA.

El escáner PET sustituirá a la biopsia de médula ósea

Se está llevando a cabo un ensayo clínico para comprobar si una tomografía por emisión de positrones (PET) puede sustituir a la biopsia de médula ósea, más invasiva. Si se demuestra su eficacia, la PET detectará la respuesta a un tratamiento en una fase mucho más temprana de lo que lo haría una biopsia.

Leucemia linfocítica crónica (LLC)

La terapia dirigida se ha convertido en la primera línea de tratamiento para muchos pacientes con LLC en los últimos años. Recientes ensayos clínicos han demostrado la eficacia de la combinación de Ibrutinib y otra terapia dirigida en el tratamiento de la LLC. Como resultado de esta investigación, se está llevando a cabo otro estudio para determinar el impacto de Ibrutinib durante un periodo de tiempo más corto. El objetivo es evitar el coste y los efectos secundarios del tratamiento a largo plazo. Se está probando la eficacia de la terapia con células T CAR durante las primeras fases de la LLC.

Leucemia mielógena crónica (LMC)

Los pacientes con este tipo de leucemia tienen un gen anormal llamado BCR-ABL. Este gen no se encuentra en las células sanas y crea una proteína que hace que las células de la LMC crezcan. Un tratamiento dirigido, denominado inhibidor de la tirosina quinasa (ITC), bloquea la proteína para que las células no puedan reproducirse. Se trata de un tratamiento estándar para los pacientes con LMC que es el resultado de recientes investigaciones clínicas sobre la leucemia. 

LLA recaída 

La terapia con células T CAR es un tipo de inmunoterapia que ha mostrado resultados prometedores en pacientes jóvenes diagnosticados de LLA recidivante. Sin embargo, existen algunas preocupaciones que los investigadores están estudiando en profundidad. Algunas de ellas son:

  • En la actualidad, la terapia con células T CAR sólo se utiliza para la leucemia resistente al tratamiento estándar o la leucemia que ha recaído. 
  • Diferentes tratamientos de inmunoterapia se combinan con la terapia CAR T para prevenir la resistencia contra los tratamientos estándar contra el cáncer.
  • Se está probando la eficacia de la terapia CAR T en el tratamiento de otras formas de leucemia, como la LMA. 

Más información sobre la investigación de la leucemia en Colorado

Rocky Mountain Cancer Centers se dedica a ser parte integrante de varios programas de investigación sobre el cáncer que están cambiando la forma de tratar todos los tipos de cáncer, incluida la leucemia.

Nuestro equipo de oncólogos y hematólogos está involucrado en la investigación del cáncer de sangre y ha sido fundamental en el desarrollo de diversas terapias de tratamiento y métodos de diagnóstico. 

Los pacientes con leucemia que puedan estar interesados en participar en ensayos de investigación clínica deben hablar con su oncólogo del RMCC para averiguar qué puede estar disponible para ellos.