Aunque el cáncer de próstata no suele detectarse en hombres menores de 40 años, y suele detectarse en hombres mayores de 60, es importante que todos los hombres conozcan los signos y síntomas. Las pruebas de detección del cáncer de próstata pueden identificar el posible desarrollo del cáncer mucho antes de que aparezcan los síntomas en la mayoría de los hombres. Hable con su médico de atención primaria sobre el momento adecuado para iniciar el cribado del cáncer de próstata en función de susfactores de riesgo individuales .

Detección del cáncer de próstata

El cáncer de próstata suele ser de crecimiento lento y puede presentar pocos o ningún signo físico. Por eso es muy importante que la mayoría de los hombres se sometan a revisiones rutinarias de la próstata a partir de los 50 años. 

Recomendación para las pruebas de detección de la próstata

Su mejor defensa contra el cáncer de próstata es el análisis de sangre del PSA, que puede conducir a la detección precoz, una parte fundamental para ser tratado con éxito. Las recomendaciones para iniciar las pruebas de un PSA elevado varían en función de la edad, los antecedentes y el origen étnico. Las recomendaciones actuales para iniciar las pruebas de PSA incluyen:

  • Todos los hombres mayores de 50 años

  • Hombres afroamericanos de 45 años o más

  • Hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata a los 40 años

Si bien la prueba del nivel de PSA es una opción para el cribado, en la misma cita se suele realizar otro cribado. Su médico u otro personal capacitado realiza un examen rectal digital para poder tocar la glándula prostática e identificar cualquier nódulo, bulto o dureza en la próstata. Si se detecta algo durante este examen, su médico le sugerirá que se realicen más pruebas, como una biopsia.

Si le han diagnosticado recientemente cáncer de próstata, es fundamental que investigue personalmente las opciones de tratamiento del cáncer de próstata para tomar una decisión informada que sea la mejor para usted y su familia. Y, salvo contadas excepciones, el primer método de tratamiento es el que más posibilidades de éxito tiene. 

Síntomas comunes del cáncer de próstata

El cáncer de próstata suele crecer muy lentamente y no suele provocar ningún síntoma hasta que se encuentra en una fase más avanzada. Sin embargo, hay algunos tipos de cáncer de próstata que crecen de forma agresiva y pueden extenderse rápidamente provocando una aparición repentina de síntomas. Estos síntomas también pueden aparecer si el cáncer ha estado creciendo durante un tiempo sin tratamiento. 

  • Dolor o ardor al orinar
  • Necesidad frecuente o urgente de orinar, especialmente por la noche
  • Dificultad para iniciar la micción y/o esfuerzo para vaciar la vejiga
  • Flujo de orina débil, goteante o interrumpido
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Problemas recientes para conseguir una erección (disfunción eréctil o DE)
  • Eyaculación dolorosa
  • Molestias al sentarse (causadas por el agrandamiento de la próstata)
  • Debilidad o entumecimiento de las piernas o los pies
  • Pérdida de control de la vejiga
  • Dolor o presión en la parte baja de la espalda, las caderas, los testículos, el recto o la pelvis

Algunas afecciones comparten síntomas

La mayoría de estos problemas pueden ser el resultado de algo distinto al cáncer de próstata. Por ejemplo, los problemas para orinar pueden estar relacionados con la hipertrofia prostática benigna (HPB), que es un agrandamiento no canceroso de la próstata. Además, los problemas de disfunción eréctil pueden estar relacionados con factores como el tabaquismo, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o simplemente el envejecimiento.

Todas estas condiciones son algo que puede ser tratado por un médico. Si tienes alguna de ellas, es importante que conciertes una cita con tu médico.

Las revisiones periódicas pueden ayudar a su médico a diagnosticar el cáncer de próstata y a dirigirle hacia un tratamiento, si es necesario, con resultados más positivos. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que empiece a hablar de las pruebas de detección del cáncer de próstata con su médico entre los 40 y los 50 años, en función de sus factores de riesgo personales y sus antecedentes familiares de este tipo de cáncer. Juntos pueden decidir qué es lo mejor para usted.