En las dos últimas décadas se han producido varios avances en los tratamientos del cáncer de colon y recto. Sin embargo, una parte importante del éxito del tratamiento es la detección temprana del cáncer colorrectal. Por desgracia, al igual que ocurre con muchos otros tipos de cáncer, el cáncer colorrectal no siempre presenta signos y síntomas evidentes hasta que el cáncer ha progresado y a veces incluso se ha extendido a otras partes del cuerpo. Por eso es importante conocer sus antecedentes familiares y hablar con su médico de atención primaria sobre la posibilidad de programar pruebas periódicas de detección del cáncer colorrectal. 

Incluso si se siente bien, en Rocky Mountain Cancer Centers (RMCC) le recomendamos que siga las directrices establecidas por la Sociedad Americana del Cáncer, que consiste en someterse a pruebas de detección a partir de los 45 años. 

Afortunadamente, existen varias pruebas de cribado para los cánceres de colon y recto, incluidas algunas que se han generalizado recientemente. Además de detectar el cáncer colorrectal cuando está presente, el cribado regular también puede prevenirlo al permitir a su médico encontrar y eliminar los pólipos antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer. Para estar al tanto de su salud, le recomendamos que se tome el tiempo de programar una cita con su médico de atención primaria para que pueda conocer mejor sus opciones de detección del cáncer de colon. 

Tipos comunes de cribado de cánceres de colon y recto

En lo que respecta a las pruebas de detección, tiene seis opciones principales entre las que elegir. Estas pruebas van desde las que se realizan en un centro sanitario hasta las que pueden realizarse en casa. Tenga en cuenta que, aunque las pruebas caseras ofrecen más privacidad, a menudo pueden dar un falso positivo o una interpretación errónea de los resultados. 

En general, el mejor método de cribado depende de factores como su edad y el riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto. Hablar con su médico puede ayudarle a la hora de tomar una decisión sobre una prueba de detección. 

RMCC-Cáncer colorrectal-Cubierta-3D-Lado izquierdo

Guía gratuita para pacientes recién diagnosticados de cáncer colorrectal

Obtenga consejos útiles sobre qué esperar y cómo preparar su mente y su cuerpo para el tratamiento del cáncer colorrectal. 

DESCARGAR AHORA

Pruebas a domicilio para el cáncer colorrectal

Si tiene menos de 50 años, su médico puede sugerirle que se haga una prueba en casa antes de una colonoscopia u otra prueba realizada por un profesional sanitario. Esto le permite realizar la prueba en la comodidad de su casa sin tener que pasar un día de preparación del colon antes de una colonoscopia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas pruebas pueden pasar por alto muchos pólipos y algunos cánceres. 

Prueba de ADN en heces

Si desea evitar la preparación y las pruebas invasivas de una colonoscopia, puede solicitar una prueba de ADN en heces. Una vez que tenga el kit de prueba para llevar a casa proporcionado por su médico, recogerá una muestra de heces y la enviará por correo a un laboratorio. La prueba comprueba si hay sangre en las heces y cambios genéticos.

Aunque las pruebas de ADN en heces son cómodas y no invasivas, no son para todo el mundo. Este tipo de prueba debe reservarse sólo para aquellos con un riesgo medio de cáncer de colon o recto. Si los resultados de la prueba son anormales, puede ser necesario realizar pruebas adicionales mediante colonoscopia. 

Prueba de sangre oculta en heces a base de guayaco (gFBOT)

Otra prueba que puede recogerse en la consulta del médico y llevarse a casa es la prueba de sangre oculta en heces a base de guayaco (gFBOT). Después de recoger una muestra de heces en una tarjeta de análisis, la devolverá a la consulta del médico para que la analice. Dado que pequeñas cantidades de sangre pueden pasar desapercibidas a simple vista, los análisis de sangre de alta sensibilidad, como el gFBOT, pueden ser una herramienta de detección increíblemente valiosa. 

El gFBOT utiliza una sustancia química para detectar el hemo, un componente de la proteína de la sangre, la hemoglobina. Dado que esta prueba puede detectar el hemo en ciertos alimentos y medicamentos, como la carne roja, lo más probable es que se le exija una dieta especial antes del cribado.

Prueba inmunoquímica fecal (FIT)

La prueba inmunoquímica fecal (FIT) es muy similar a la gFBOT, y utiliza anticuerpos para detectar específicamente la proteína de la hemoglobina humana. Sin embargo, a diferencia de la gFBOT, no hay restricciones dietéticas antes de la prueba.

Cribado de cáncer colorrectal realizado en un centro sanitario

Entendemos que sacar tiempo de su día para visitar al médico para una revisión puede parecer una molestia. Además, está el "tiempo de preparación" en el que hay que limpiar el colon para que el médico pueda ver el interior con claridad.

Sin embargo, son las pruebas de detección de cáncer colorrectal más precisas y útiles y pueden permitir al médico eliminar cualquier pólipo que pueda ser sospechoso. Su médico hablará con usted sobre cuál de las siguientes pruebas in situ es la mejor para usted:

Colonoscopia estándar

Durante una colonoscopia estándar, se utiliza un tubo flexible iluminado llamado colonoscopio. Insertado en el recto, el colonoscopio cuenta con una lente para ver y una herramienta para extraer tejido. Se introduce aire en el recto, lo que ayuda a los médicos a ver mejor el revestimiento del colon. Si se identifican crecimientos anormales, pueden extraerse para su análisis durante este procedimiento. 

La limpieza exhaustiva del colon antes de la prueba y la sedación durante la misma son dos pasos importantes que contribuyen al éxito de la colonoscopia. Según el Instituto Nacional del Cáncer, los estudios demuestran que el cribado por colonoscopia puede reducir las muertes por cáncer colorrectal hasta en un 60-70%. Por ello, la colonoscopia suele ser la prueba de cribado preferida para la detección precoz. Una de las principales ventajas de la colonoscopia es la posibilidad de ver todo el colon. 

Colonoscopia virtual 

Con la prueba de colonoscopia virtual (o colonografía por TC), un escáner de TC toma imágenes de su colon. Esta prueba no suele requerir sedación, pero sí la preparación del intestino. Durante la prueba, se bombea aire en el colon y el recto, lo que hace posible que el escáner muestre imágenes transversales detalladas. Si el médico observa pólipos o un posible cáncer, puede solicitar una colonoscopia estándar para confirmarlo.  

Si tiene un riesgo medio de padecer cáncer de colon y tiene 50 años o más, es un candidato ideal para una colonoscopia virtual. El médico también puede solicitar una colonoscopia virtual si hay una obstrucción intestinal o si corre el riesgo de sufrir complicaciones con una colonoscopia normal. 

Sigmoidoscopia flexible

Es similar a la colonoscopia; sin embargo, en esta prueba sólo se examina una parte de la parte inferior del colon y del recto mediante un instrumento delgado en forma de tubo iluminado. En la mayoría de los casos, no es necesario sedar al paciente durante la prueba de sigmoidoscopia flexible. Los médicos pueden extraer los pólipos durante la prueba o solicitar una colonoscopia. Aunque la preparación del intestino es necesaria, no es tan extensa como la requerida para una colonoscopia. 

Cuándo hay que hacerse las pruebas de detección del cáncer colorrectal

Recientemente, la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) ha rebajado la edad recomendada para el cribado del cáncer de colon y recto de 50 a 45 años. Esta nueva edad recomendada fue el resultado de una investigación que descubrió un aumento de los casos de este tipo de cáncer entre los adultos más jóvenes. La investigación sigue en curso, pero varios de los factores que se atribuyen al aumento son la mala alimentación, la falta de actividad física y la obesidad. 

En general, las recomendaciones de cribado para el cáncer de colon y recto difieren en función de si se tiene un riesgo medio o alto de padecer la enfermedad. Los pacientes con un riesgo medio suelen no tener antecedentes familiares de cáncer colorrectal y son, por lo general, bastante sanos. La ACS recomienda que los pacientes de riesgo medio se sometan a una revisión exhaustiva cada diez años.

Si se considera que tiene un alto riesgo de padecer cáncer colorrectal, es probable que tenga uno o más de los factores que contribuyen a ello:

  • Antecedentes familiares de cáncer de colon o recto
  • Problemas de enfermedades inflamatorias 
  • Radiación en la zona pélvica por un cáncer anterior

Si se encuentra en la categoría de alto riesgo, la ACS recomienda comenzar las pruebas de detección antes de los 45 años y programarlas con más frecuencia que cada 10 años. La prevención es clave y es especialmente importante para las personas con alto riesgo de desarrollar cáncer de colon o recto.  

Cuando los resultados de las pruebas son anormales 

Antes de que un médico pueda diagnosticar un cáncer de colon o de recto, suele ser necesario realizar más pruebas. Cuando cualquier prueba que no sea una colonoscopia indica anomalías, el médico puede solicitar una colonoscopia para ver el colon en su totalidad.

Si las pruebas patológicas de los pólipos extirpados durante una colonoscopia arrojan un diagnóstico de cáncer, su médico trabajará para determinar el estadio del cáncer. Descubrir si el cáncer se ha extendido ayuda al médico a determinar el estadio. 

Es importante recordar que no todos los pólipos son cancerosos. Antes de sacar conclusiones precipitadas, espere a tener noticias de su médico.  Descargue nuestra guía gratuita para pacientes recién diagnosticados de cáncer colorrectal.

Rocky Mountain Cancer Centers está aquí para ayudar

Si se necesita un tratamiento contra el cáncer, RMCC está aquí para ayudar. Nuestros especialistas en cáncer colorrectal en todo Colorado están disponibles para una cita en un lugar cerca de usted. 

Encuentre un especialista en cáncer colorrectal en Colorado