Como ocurre con la mayoría de los demás tipos de cáncer, muchos tipos deleucemia no muestran síntomas evidentes al principio de la enfermedad. Por este motivo, muchos pacientes se someten a pruebas adicionales después de un examen físico o un análisis de sangre rutinarios.

Puesto que no existe un proceso de cribado estándar para detectar la leucemia en sus primeras fases, es importante que acuda al médico con regularidad para someterse a un chequeo. Si tiene síntomas que sugieren la presencia de leucemia, su médico deberá obtener más información. 

Pruebas utilizadas para diagnosticar la leucemia

Tenga en cuenta que la presencia de síntomas de leucemia no significa necesariamente que la padezca. Si notas síntomas siempre es buena idea que te examine tu médico. Estas son algunas de las formas en que el médico evaluará tu salud.

segundo-opinión-azul

Examen físico

Una de las primeras cosas que probablemente haga su médico si usted acude con síntomas de leucemia es un examen físico. El médico comprobará si tiene inflamados los ganglios linfáticos, el bazo o el hígado. También analizará sus antecedentes médicos personales y familiares. 

laboratorio-01

Análisis de sangre

Como la leucemia afecta a la sangre, su médico puede obtener muchas respuestas revisando los resultados de los análisis de sangre. Normalmente solicitarán un hemograma completo para comprobar el número de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. La leucemia causa un nivel muy alto de glóbulos blancos. También puede causar niveles bajos de plaquetas y hemoglobina, que se encuentra dentro de los glóbulos rojos. 

laboratorio-01

Aspiración o biopsia de médula ósea

Si el análisis de sangre muestra que la leucemia puede ser la causa de los síntomas, se realiza una biopsia o aspiración con aguja para saber si hay células leucémicas en la médula ósea.

Durante una biopsia, el médico extrae parte de la médula ósea del hueso de la cadera junto con un pequeño trozo de hueso después de haber utilizado anestesia local para insensibilizar la zona. Se utiliza una aguja de aspiración para extraer médula ósea líquida y analizarla. A continuación, un patólogo examina el tejido al microscopio en busca de células leucémicas.

Otras pruebas utilizadas para diagnosticar la extensión de la leucemia

Si se detecta leucemia en el informe patológico, pueden ser necesarias más pruebas para ver si se ha extendido a otras zonas del cuerpo. 

  • Punción lumbar. Su médico puede extraer parte del líquido cefalorraquídeo (el líquido que llena los espacios dentro y alrededor del cerebro y la médula espinal) después de administrar anestesia local. Durante este procedimiento, el médico utiliza una aguja larga y fina para extraer líquido de la parte inferior de la columna vertebral, que se analizará en el laboratorio en busca de células leucémicas u otros signos de problemas. Aunque el procedimiento en sí dura unos 30 minutos, deberá permanecer tumbado durante varias horas después para evitar que le duela la cabeza. 
  • Citometría de flujo. Esta prueba detecta eltipo de células cancerosas y puede utilizarse para predecir la agresividad de la leucemia y los tratamientos más eficaces. También puede indicar si la enfermedad ha reaparecido.
  • Radiografía de tórax. Una radiografía de tórax puede ser beneficiosa, ya que puede mostrar los ganglios linfáticos inflamados u otros signos de enfermedad en el tórax.

¿Y ahora qué?
Etapas de la leucemia

médicos-01

Elección del equipo de tratamiento de la leucemia

En Rocky Mountain Cancer Centers (RMCC), entendemos que un diagnóstico de leucemia puede ser aterrador y abrumador, por lo que nuestros oncólogos expertos se comprometen a proporcionarle tranquilidad ofreciéndole los tratamientos más avanzados para todos los tipos de cáncer de la sangre, incluida la leucemia.